BIENVENIDO

Después de un largo camino, siempre es agradable conversar... aunque hay veces que el silencio es más sugerente.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Los aguarales de Valpalmas.

 Os invito a conocer un paraje verdaderamente singular, cómo para no saber en qué lugar del planeta nos encontramos.  

Y,  sin embargo, estamos a menos de una hora de Zaragoza, al sur de la comarca zaragozana de las Cinco Villas (sí, de nuevo). 

Con todos vosotros: Los aguarales de Valpalmas.


A ver cómo llegamos hasta aquí. 

Salimos de Zaragoza, A-23, dirección Huesca, tomamos salida de Zuera (norte) hacia Ejea de los Caballeros. Al llegar a Pedrosa, nos desviaremos hacia Valpalmas. Encontraremos un pueblo que se llama Piedratajada y un desvío que a unos 2 km. nos traerá por una pista en buenas condiciones, hasta los aguarales.
Igual me he dejado algo en la explicación, pero no es complicado llegar, Nosotros que somos más bien despistados, lo hicimos sin problemas.



Un curioso paisaje producido simplemente por el agua de la lluvia sobre la arcilla. 


El agua... y el tiempo, pues han hecho falta miles de años para que estas obras de arte naturales se muestren ante nosotros como lo hacen ahora.


Este monumento geológico, que no es muy extenso, por lo demás, es de una extrema fragilidad, por lo que el recorrido ha de hacerse por el camino indicado.


Un paisaje vivo y singular (de los que me gustan a mí) que nos permite tener la certeza de que nunca volverá a estar tal y como hoy lo encontramos.







Lo que se dice un paisaje pasajero, que se puede visitar muy fácilmente, ya que la asociación que lo cuida, ha dispuesto puntos de observación y escaleras en algunos de sus puntos, así como algunos paneles informativos.


Es muy agradable pasear por aquí y tampoco hay demasiados visitantes por la zona, lo que resulta sorprendente siendo un lugar tan curioso y de sencillo acceso.


Aunque el nombre con el que se conoce este paraje es el de Aguarales de Valpalmas y así he titulado yo esta entrada, lo cierto es que lo correcto sería llamarlos "Los aguarales de Valdemiraz en Valpalmas" y realmente se hallan entre esta última localidad y la de Piedratajada.




Lo curioso es que si alzamos la vista y tomamos perspectiva, el resto del paisaje es puro secano. En el camino de acceso, habremos dejado atrás alguna encina y poco más.


 La semiaridez y el silencio imponen aquí su presencia.


Explicaciones geológicas aparte, lo mejor aquí es dejarse llevar por la imaginación y, como si jugáramos a ver seres fantásticos en las nubes, intentar también, con un poco de inspiración, buscar las similitudes que se nos ocurran. 



Las agujas de una catedral, paisajes marcianos, las fauces de un dragón... 




Todo es posible a la vista de las caprichosas formas de los aguarales.


Una hermosa ciudad de barro esculpida por el tiempo. 


Resulta fácil perderse por sus calles fotografiando sus efímeros rincones, que nos llevan a imaginarios mundos de seres diminutos.



Resulta difícil elegir entre una y otra fotografía de entre todas las que íbamos tomando a nuestro paso, pues todas tienen su encanto y ninguna es igual a la otra. 


 Un lugar que, si tenéis oportunidad, os invito a recorrer cualquier día de estos. 


Si se va con niños, éxito asegurado, pues la fantasía de los visitantes más pequeños, encaja mejor que nada en este paisaje tan singular.


Un extraño fenómeno geológico (en algunas partes aparece nombrado como "piping".)


Y quién sabe si lo que pisamos hoy, fue hace miles de años fondo marino y hoy se ha convertido en el espectáculo de la tierra esculpida caprichosamente por el agua, el viento y, sobre todo, por el paso del tiempo.


Nosotros nos vamos despidiendo ya de los Aguarales. 


A pesar de tenerlo tan cerca, nos ha costado bastante el decidir llegar hasta aquí. No sé muy bien por qué, pero a veces nos sucede con lo que tenemos más a mano, que nunca vamos.


Tal vez a vosotros os pase lo mismo. Sí es así, ponedle remedio. 


Es un paseo precioso, lleno de imágenes que no olvidaréis.


6 comentarios:

  1. Espectacular paisaje!! Gracias a ti tengo ya umas cuantas cosas anotadas que visitar cuando vaya a Zaragoza, que lo tengo pendiente. Me ha encantado tu forma de describir el sitio, genial. Gracias por seguir descubriendo ante mis ojos tanta belleza.

    ResponderEliminar
  2. Te vamos descubriendo secretos, no creas que son lugares demasiado conocidos... pero, en la medida en que podemos, vamos haciendo pequeñas excursiones del tipo "conozca su tierra", a ver si nos enteramos nosotros los primeros.
    Por otra parte, la comarca de las "cinco villas", al norte de Zaragoza, por motivos personales, la tenemos más trillada. Agradezco mucho tu visita, de verdad, ya ves que este blog es más bien solitario... un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Arundathi! ¡Qué chulos los aguarales! A mí es para matarme, porque aunque vivo cerca aún no he estado. Es lo que dices, tan a mano, tan a mano, que nunca vas. A ver si un día de estos voy con mis sobrinos, que por lo que dices, seguro que les gusta.
    Gracias por tus entradas tan bonitas. Saludos. Sol

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Sol! Te dejamos vivir, pero acércate a algún lugar cercano con tus sobrinos, que parece que no, pero los niños aprenden mucho con estas cosas. Si vas a los Aguarales, no dejes de hacer parada en Valpalmas, un lugar pequeño con mucho encanto y un parque para correr y y jugar hasta cansarse. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Gracias por la información! El próximo 10 de abril iremos hay de excursión, será fantástico! :c

    ResponderEliminar
  6. Super parecido al paisaje de la capadocia turca!!! Tendre que ir!!!buena descripcion.gracias

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita. Nos encantaría saber que has estado por aquí. Deja tu comentario y dinos qué opinas sobre esta entrada, sobre el blog en general o simplemente, di lo que quieras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...